sábado, enero 28, 2006


Manolito hermoso, cuando tenía 4 años y era regalón, y ahora que tiene 19 y bueno, recién esta volviendo a dejarse querer. En el retrato de adulto no se parece mucho, me salió más parecido a un árabe, demasiado narigón, Manuel es más lindo en realidad, pero igual el dibujo se parece a él, por ejemplo en el gesto indolente, en la actitud de no estoy ni ahí con todos ustedes, déjenme escuchar mi música tranquilo, un poco rebelde sin causa. Pero a los 4 años algo de esto se intuía ya, lo vislumbro en un gesto de su boca, en el ceño fruncido, la seriedad encarnada. Igual mi hijo tiene sus facetas dulces, aunque no le combinen mucho con su imagen dark y bohemia, y una de ellas es su debilidad por las guaguas y los niños, por ejemplo su hermana chica o su sobrina. Incluso guaguas ajenas, o niños en la calle. Manuel se fue hoy a subir el monte Tronador, en la décima región, por 15 días, a pié, con el Mau y el Grimbal. Partieron con mochilas y petacas, cuídate Manuel, si ya sé!!! Ya sé que sabes pero cuídate igual, no hagas leseras, bueno ya, chao. Y yo me quedo pensando que frágil es nuestra existencia, ayer 4 años, hoy 19. Y mañana quién sabe.

9 Comments:

Blogger Julio Suárez Anturi said...

Bueno, buen viaje, buen regreso.

enero 30, 2006 10:22 p. m.  
Blogger Sole said...

Hola Elisa
Me encantan tus retratos, yo tengo tan mala coordinación, pero me encantaría dejar una huella tan profunda como la tuya y ver cómo el tiempo arremete nuestras vidas, pero también corroborar que hay cosas que nunca van a cambiar...
Quisiera tanto en algunos momentos que mis hijos crecieran para sentirme más libre, pero la paradoja se me abre de inmaediato, pues sé que al crecer despliegan sus alas golpeando nustros rostros.. quizás sin mala intención, sólo porque no son nuestros, sólo porque son aves de paso.
Un beso
Soledad

enero 31, 2006 12:00 p. m.  
Blogger Mauricio Rebolledo said...

Nunca pasé con más de un 2 en dibujo...pero me transportaste al futuro...tengo un hijo de 4 años y el ceño fruncido y su pachorra me indican un futuro similar al de tu retoño.
Saludos desde el norte (del norte de Valdivia claro esta), mira que las coordenadas son siempre referenciales.

febrero 02, 2006 3:41 a. m.  
Blogger Sole said...

Elisa
Bueno.. ya no nos cnocimos, por lo menos este año... sin embargo me hziste mucho reir con huasorno jajjajajajajajajaj, y que me perdonen los huasorninos jajjajajaja...
Bueno.. andábamos viendo a la familia de la pareja de mi hermano que es oriunda ( chuta no sé si lleva h) de esas tierras.. muy bellas por lo demás.
Quedé encantada de Valdivia nuevamente.. su ambiente, su luz... me hizo mucho bien ir, hasta me gustaria volver a trabajar allá, asi es que si sale algo me voy puehhh.
Saludos Elisa ahh y si mi padre es asi siempre pedagogo intentando sembrar en todos de sus riquezas..

febrero 15, 2006 1:02 p. m.  
Blogger Sole said...

Coloqué mal hiciste.. me retracto

febrero 15, 2006 1:04 p. m.  
Blogger SERGINHO® said...

mi madre siempre dice... tus hijos no son tus hijos.. te los prestan para criarlos..

cariños¡

febrero 18, 2006 12:58 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

mi papá me dijo que no los tuviera

febrero 22, 2006 1:30 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

si sólo hubiera hecho caso a su consejo...

marzo 04, 2006 3:16 p. m.  
Anonymous HA HO said...

LE HICE CASO, PERO TENGO SOBRINOS, MUCHOS, MUCHÍSIMOS QUE ME HAN ADOPTADO A MÍ COMO SU TÍO.

marzo 12, 2006 7:13 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home